Estructura de la asignatura

Estructura de la asignatura

El programa de estudios 2011 de la sep para la asignatura de Español, dice lo siguiente acerca de las competencias y los ámbitos de estudio:

 

Competencias comunicativas

 

Emplear el lenguaje para comunicarse y como instrumento para aprender. Se busca que los alumnos empleen el lenguaje para interpretar, comprender y transformar el mundo, obteniendo nuevos conocimientos que les servirán durante el constante aprendizaje de toda la vida. También les ayudará a mantener una comunicación eficaz y afectiva en diferentes contextos y situaciones, lo que favorecerá que expresen con claridad sus sentimientos, ideas y opiniones de manera informada y apoyándose en argumentos, para que sean capaces de discutir con otros, respetando sus puntos de vista.

 

Identificar las propiedades del lenguaje en diversas situaciones comunicativas. Comprende el conocimiento de las características y el significado de los textos atendiendo su tipo, contexto en el que se emplean, y destinatario. Se refiere también al empleo de las diferentes modalidades de lectura en función del propósito del texto, las características de éste y las particularidades del lector para lograr una construcción de significado, así como a la producción de textos escritos que consideren el contexto, el destinatario y los propósitos que busca, empleando diversas estrategias de producción.

 

Analizar la información y emplear el lenguaje para la toma de decisiones. El objetivo es que los alumnos desarrollen su capacidad de análisis y juicio crítico de la información proveniente de diferentes fuentes para tomar decisiones de manera documentada, razonada y referida a los intereses colectivos y las normas en distintos contextos, lo que debe sustentarse en varios contenidos escritos y orales.

 

Valorar la diversidad lingüística y cultural de México. Se pretende que los alumnos reconozcan y valoren la riqueza lingüística e intercultural de México y sus variedades como parte de la identidad. Asimismo, se pretende que empleen el lenguaje oral y escrito para interpretar y explicar diversos procesos sociales, económicos, culturales y políticos de la cultura democrática y el ejercicio ciudadano. Estas competencias constituyen un referente específico de las habilidades, conocimientos, actitudes y valores que los alumnos desarrollan a lo largo de la Educación Básica mediante el logro de los aprendizajes esperados. El concepto de competencia no sólo implica la acumulación de conocimientos, sino su puesta en práctica; es decir, su movilización. Es por ello que se ha optado por los proyectos didácticos como modalidad de trabajo en la asignatura, y  se complementan con las actividades permanentes que el docente desarrolla en el aula.

 

Organización de las prácticas sociales del lenguaje en ámbitos

Las prácticas sociales del lenguaje se han agrupado en tres ámbitos: estudio, literatura y participación social. Esta organización surge de las finalidades de las prácticas en la vida social; si bien no suelen estar delimitadas, para fines didácticos se han distribuido como se señala, pues la relación entre los individuos y los textos adquiere un matiz particular en cada ámbito.

 

Ámbito de estudio. Las prácticas sociales del lenguaje agrupadas aquí tienen el propósito de apoyar a los alumnos en el desempeño de sus estudios para que puedan expresarse oralmente y por escrito en un lenguaje formal y académico. Desde esta perspectiva, se les encamina a leer y escribir para aprender y compartir el conocimiento de las ciencias, las humanidades y el conjunto de disciplinas para que logren apropiarse del tipo de discurso en el que cada una se expresa. Por este motivo, algunas de las prácticas incluidas en este ámbito se vinculan directamente con la producción de textos propios de las asignaturas que integran el campo de formación Exploración y comprensión del mundo natural y social.

En este ámbito, el proceso de producción de textos exige que los estudiantes planeen su escritura, preparen la información y la expongan conforme el discurso que cada disciplina requiere; que expresen las ideas con claridad y de acuerdo con un esquema elegido; que organicen de manera coherente el texto, delimitando temas y subtemas, definiciones, comentarios y explicaciones; que empleen un vocabulario especializado y definiciones técnicas; que citen adecuadamente las fuentes de consulta, y puedan relacionar sus opiniones con las de distintos autores. Dado que el discurso académico requiere una expresión rigurosa y está sometido a múltiples convenciones, en este ámbito es donde se propone un mayor trabajo con contenidos referentes a la estructura sintáctica y semántica de los textos, ortografía y puntuación y su organización gráfica.

 

Ámbito de literatura. En este ámbito las prácticas se organizan alrededor de la lectura compartida de textos literarios. Mediante la comparación de las interpretaciones y el examen de las diferencias, los alumnos aprenden a transitar de una construcción personal y subjetiva del significado a una más social o intersubjetiva; amplían sus horizontes socioculturales, y aprenden a valorar las distintas creencias y formas de expresión. Si bien en este ámbito se trata de destacar la intención creativa e imaginativa del lenguaje, también se plantean maneras sistemáticas de trabajar los textos, por lo que seguir un tema, género o movimiento literario son prácticas de lectura que ofrecen la posibilidad de comparar los patrones del lenguaje y comprender su relación con las distintas manifestaciones literarias. Asimismo, la lectura dramatizada de una obra -práctica común en el teatro- resulta de sumo provecho para que los alumnos se involucren y entiendan el complicado proceso de dar voz a un texto. Con el propósito de que los alumnos se acerquen a la diversidad cultural y lingüística, se propone leer obras de diferentes periodos históricos del español y la literatura hispanoamericana.

Sin embargo, no se trata de que reconstruyan la historia de la lengua y la literatura, sino de propiciar un acercamiento a otros modos de ser de la lengua, los textos y los valores culturales. Así, por ejemplo, la lectura de los cuentos de diferentes periodos históricos permite entrar en contacto con otros pueblos hispanohablantes, y sirve de apoyo para reflexionar sobre la diversidad del español. Asimismo, se pretende una aproximación del alumno a la lectura mediante el conocimiento y disfrute de diferentes tipos de textos, géneros y estilos literarios y, a la vez, obtener las herramientas suficientes para formar lectores competentes que logren una acertada interpretación y sentido de lo que leen. También se busca desarrollar habilidades para producir textos creativos que le interesen al propio alumno, en los cuales exprese sus sentimientos e ideas, y construya fantasías y realidades a partir de modelos literarios.

 

Ámbito de participación social. Todo ser humano es sujeto de derecho desde el momento mismo de su nacimiento. La participación civil, social y política se corresponde con tres modos de ejercer la ciudadanía; por eso, es legítimo formar a los alumnos como ciudadanos. La Educación Básica debe enfocarse a formarlos como personas responsables y capaces de participar en la construcción de la sociedad. En este ámbito, el propósito de las prácticas sociales del lenguaje consiste en ampliar los espacios de incidencia de los alumnos y favorecer el desarrollo de otras formas de comprender el mundo y actuar en él. Por tanto, se han integrado diversas prácticas relacionadas con la lectura y el uso de documentos administrativos y legales, así como otras que implican la expresión y defensa de la opinión personal y la propuesta de soluciones a los problemas que analizan. La participación social también comprende el desarrollo de una actitud crítica ante la información que se recibe de los medios de comunicación, por lo que la escuela no puede ignorar su impacto. La televisión, la radio, la internet y el periódico forman parte del contexto histórico de los alumnos, y constituyen una vía crucial en la comprensión del mundo y la formación de identidades socioculturales.

Dada la importancia del lenguaje en la construcción de la identidad, en el ámbito de participación social se ha asignado un espacio a la investigación y reflexión sobre la diversidad lingüística. El objetivo es que los alumnos comprendan su riqueza y valoren su papel en la dinámica cultural.

Por otra parte, los contenidos del programa se desarrollan en cinco bloques y cada uno de ellos tiene dos modalidades de trabajo: proyectos didácticos y actividades permanentes. A continuación se explican brevemente.

 

Proyectos didácticos

Éstos se orientan a las acciones y los medios indispensables para alcanzar un aprendizaje esperado. Plantean la alternativa de planear y programar tareas, determinar la modalidad de trabajo, y la forma de evaluación.

Se caracterizan por integrar los contenidos de manera articulada y dar sentido al aprendizaje; fomentar el trabajo colaborativo y asignar responsabilidades a los alumnos durante su realización. Un punto importante es que el profesor determina los objetivos del proyecto y además planifica los tiempos para su ejecución mediante secuencias didácticas, las cuales dependerán de los contenidos y los avances de los alumnos.

El programa de estudios 2011 de la sep para la asignatura de Español, discurre de la siguiente manera acerca del trabajo por proyectos:

Un proyecto es un conjunto de actividades de estudio -no necesariamente ordenadas con respecto a su nivel de complejidad- cuyo desarrollo se enfoca en la necesidad de responder a una cuestión general. Para llevar a cabo el proyecto es necesario considerar la planeación, el desarrollo, la comunicación y la evaluación.

El trabajo por proyectos es una propuesta de enseñanza que permite el logro de propósitos educativos por medio de un conjunto de acciones, interacciones y recursos planeados y orientados hacia la resolución de un problema o situación concreta, así como a la elaboración de una producción tangible o intangible (como en el caso de las producciones orales). Con el trabajo por proyectos se propone que el alumno aprenda mediante la experiencia directa en el aprendizaje que se busca.

Los proyectos didácticos se consideran actividades planificadas que involucran secuencias de acciones y reflexiones coordinadas e interrelacionadas para alcanzar los aprendizajes esperados que, en el caso de la asignatura de Español, favorecen el desarrollo de competencias comunicativas.

En esta modalidad de trabajo los alumnos se acercan a la realidad abordando problemas que les interesan. Esta forma de trabajo les permite investigar, proponer hipótesis y explicaciones, discutir sus opiniones, intercambiar comentarios con los demás y probar nuevas ideas.

En el desarrollo de un proyecto se identifican tres grandes momentos: inicio, desarrollo y socialización. El trabajo por proyectos didácticos permite que los alumnos se acerquen gradualmente al mundo de los usos sociales de la lengua, ya que en cada momento es indispensable que movilicen conocimientos previos y aprendan otros, trasladando situaciones cercanas a la cotidianeidad escolar para que ejerciten el hacer haciendo. Con esta organización del trabajo en el aula, los alumnos obtienen mayores logros que con otras formas de enseñanza, ya que en los proyectos didácticos el trabajo colaborativo y los intercambios comunicativos son elementos fundamentales que se adecuan a las características de las prácticas sociales del lenguaje.

Con los proyectos didácticos se vincula el conocimiento sobre la manera en que funciona el lenguaje escrito con actividades significativas para los alumnos. Esto propicia que enfrenten situaciones comunicativas que favorecen el descubrimiento de la funcionalidad de los textos y el manejo de los elementos indispensables para comunicarse en cualquier ámbito social. El trabajo por proyectos en la asignatura de Español se fundamenta en:

  • Lograr que la lectura y la escritura en la escuela se analicen y desarrollen tal como se presentan en la sociedad.
  • Propiciar que los alumnos enfrenten situaciones comunicativas que favorecen el descubrimiento de la funcionalidad de los textos.
  • Generar productos a partir de situaciones reales que los acerquen a la lectura, producción y revisión de textos con una intención comunicativa, dirigidos a interlocutores reales.

09-imagen

 

Actividades permanentes

Estas actividades se refieren a espacios semanales donde los alumnos disponen de un tiempo para la lectura individual o colectiva, intercambio de opiniones o desarrollo de habilidades específicas a lo largo del año escolar.

A continuación se señala lo que se sugiere utilizar para cada una de estas modalidades de trabajo:

 

Proyectos: Elaboración de una antología, representación de una obra de teatro, etcétera.

 

Actividades permanentes: Club de lectores, taller de creación literaria, círculo de análisis periodístico, taller de periodismo y cine debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>